Portal de esta Web
 Botiquín Homeopático
 Contacta
 Libro:  La Salud en la despensa
 Libro: Adelgaza comiendo
 Libro: Soluciones Naturales para 7 enfermedades de hoy
 Libro: La Salud en la Despensa - Soluciones Naturales para enfermedades de hoy-

 

 

HIPERTENSIÓN

 

   Por presión mínima alta se entiende la presión diastólica (cuando el corazón no está contraído) con valores de 100 mm Hg, observado más de una vez en un lapso de tiempo (puede suceder que se noten punzadas esporádicas ante una subida de tensión, a causa de estrés o fatiga, pero no son importantes).

   Si se observan unos valores medios-altos (90-95) al medir la tensión, debe empezarse por corregir la alimentación.

   Dado que la hipertensión se asocia con un aumento de la enfermedad cardiovascular y muertes, el control de la presión arterial es un método pronóstico y diagnóstico no invasivo de gran valor. Algunos de los factores que se asocian con un resultado desfavorable de la hipertensión son:

   Raza negra

   Juventud

   Sexo masculino

   Presión arterial diastólica persistente (es decir la presión es de los latidos cuando el corazón se encuentra relajado superior a 115mm Hg)

   Tabaquismo

   Diabetes mellitus

   Niveles elevados de colesterol en la sangre

   Obesidad

   Pruebas de lesión de los órganos terminales, como cardiomegalia, anomalías ECG e insuficiencia cardíaca congestiva

   Aunque los médicos se centran principalmente en la presión diastólica (el segundo número de registro de la presión arterial), la presión sistólica (es decir, el valor que corresponde al momento en el que el corazón se esta contrayendo y bombeando la sangre), es también importante. Los hombres con una presión diastólica normal (inferior a 82 mm Hg pero una presión sistólica elevada superior a 158 mm Hg) presentan unas tasas de mortalidad por causa cardiovascular del doble en comparación, con la de los hombres que tienen presiones sistólicas normales (inferior a 130 mm Hg).

   La mayoría de los casos de hipertensión pueden controlarse mediante cambios en los hábitos de vida y dietéticos. Aunque en estudios clínicos recientes a largo plazo se ha encontrado que las personas, con hipertensión que no toma fármacos antipertensivos presentan una evaluación mucho mejor que las que sí los reciben, los agentes antipertensivos se encuentran entre los fármacos prescritos más ampliamente. El tratamiento farmacológico suele consistir en la utilización de diuréticos o bloqueadores adrenérgicos beta. Estos fármacos se asocian con muchos efectos secundarios. Existen otras clases de fármacos antipertensivos que pueden utilizarse, como los vasodilatadores y los alcaloides de reserpina.

   Causas. Aunque los patrones de comportamiento y el estrés desempeñen un papel importante la hipertensión es la enfermedad que se relaciona más estrechamente con los factores dietéticos. La hipertensión es otra de las enfermedades con síndromes asociados con la dieta occidental y se observa casi exclusivamente en los países desarrollados. En las personas que viven en regiones lejanas de China, las Islas Salomón, Nueva Guinea, Panamá, Brasil y África, no existe casi evidencia de hipertensión esencial ni experimentan un aumento de la presión arterial con la edad, además cuando miembros raciales idénticos de estas sociedades emigran a regiones menos lejanas y adoptan una dieta más "civilizada" aumenta la incidencia de hipertensión de forma notable.

   (...)